Inicio



 

Hotel Hacienda del Salitre

Hotel  Sochagota
Bogotá D.C. 20 de diciembre de 2014

ISSN 2145-7999

No hacer actividad física trae consecuencias serias para la salud

Al menos 60% de la población mundial es sedentaria

No hacer actividad física trae consecuencias serias para la salud



Bogotá, Colombia, 30 de diciembre de 2009.

Por ANA BEATRIZ ROSSI, MD

La Organización Mundial de la Salud (OMS) afirma que al menos 60% de la población mundial no realiza la actividad física necesaria para obtener beneficios para la salud. La razón es, en parte, la insuficiente participación en la actividad física durante el tiempo libre y a un aumento de los comportamientos sedentarios durante las actividades laborales y domésticas. El uso de medios de transporte pasivos puede contribuir a la inactividad física.

¿Cuáles son las causas de la inactividad?

La inactividad está presente en casi todos los países desarrollados y en vías de desarrollo. En los primeros, más de la mitad de los adultos tienen una actividad insuficiente. En las grandes ciudades de crecimiento rápido del mundo en desarrollo la inactividad es aún un problema mayor. La urbanización ha creado varios factores ambientales que no motivan el movimiento, tales como:

Superpoblación

Incremento de la pobreza

Aumento de la criminalidad

Gran cantidad de tráfico

Mala calidad del aire

Poca existencia de parques, aceras e instalaciones deportivas y recreativas

Por lo tanto, las enfermedades no transmisibles asociadas al sedentarismo son el mayor problema de salud pública en la mayoría de países del mundo. Se necesitan medidas eficaces para mejorar la motivación para que se haga actividad física en todas las poblaciones. Remitimos al lector a que revise un artículo publicado el 28 de diciembre en el que se habla de actividad física y el por qué es buena a cualquier edad.

Mitos en torno de la actividad física

Hacer actividad física resulta caro.  Equipos, ropas, zapatos especiales o pagar por estar en instalaciones deportiva son algunos elementos que la gente dice que no tenerlos puede dificultar  el hacer actividad física. El ejercicio se puede realizar en cualquier sitio y no requiere de un equipo.

Hacer mercado, salir de compras, hacer el jardín y lavar el carro son actividades físicas complementarias, lo mismo que subir escaleras en lugar de usar el ascensor. La actividad física gratuita más practicada es caminar, así es que lo demás es pretexto. Existen parques y ciclo-rutas, ideales para caminar, no es imprescindible ir a un gimnasio, piscina o alguna instalación deportiva especial para mantenerse físicamente activo.

La actividad física requiere de mucho tiempo y esto es lo escaso. Con solo invertir 30 minutos diarios a la actividad física de intensidad moderada y por cinco días a la semana se puede mejorar y mantener la salud. No necesariamente se requieren los 30 minutos seguidos, puede hacerse 10 minutos de caminata rápida tres veces al día o 20 minutos por la mañana y 10 por la tarde. Esto puede incluirse en las rutinas diarias como, por ejemplo: en el trabajo, en la escuela, en el hogar o en las actividades lúdicas. Caminar hasta el paradero del bus y bajarse dos cuadras antes de lo usual resultan útiles para hacer ejercicio, al igual que subir escaleras en lugar de tomar el ascensor e irse en bicicleta al trabajo. Todo lo anterior va acumulando actividad física a lo largo del día y pueden formar parte de las actividades diarias.

Los niños son muy inquietos, por eso no es necesario enseñarles actividad física. Los niños en edad escolar deben hacer al menos 60 minutos de actividad física diaria de intensidad moderada o vigorosa para garantizar su desarrollo saludable. Desafortunadamente se está viendo que los jóvenes cada vez más están inactivos, sobre todo en las zonas urbanas más pobres.

Ahora los niños dedican mucho tiempo a los videojuegos, al internet y dejaron de lado los deportes y las bicicletas. Además en los colegios también se está reduciendo la actividad física. Es importante resaltar que los hábitos saludables y de actividad física adquiridos y aprendidos en la infancia y adolescencia tienen más probabilidades de mantenerse a lo largo de toda la vida. Por ese motivo, la mejora de la actividad física en los jóvenes es imprescindible para la salud futura en todo el mundo.

La actividad física es solo para los jóvenes. Se ha demostrado que la actividad física mejora el estado funcional y la calidad de vida de los adultos mayores. A ellos se les recomienda al menos 30 minutos diarios de actividad física de intensidad moderada por lo menos cinco días a la semana.

La actividad física regular puede ayudar a llevar muchas enfermedades no trasmisibles frecuentes en los adultos mayores, tales son las cardiovasculares, artrosis, osteoporosis e hipertensión, así como también les previene las caídas. También mejora la salud mental y la función cognitiva de los adultos mayores y contribuye al tratamiento de enfermedades como la depresión y la ansiedad. Igualmente los ayuda a socializar.

La actividad desde jóvenes contribuye a prevenir muchas enfermedades y ayudar a aliviar la discapacidad y el dolor que producen las alteraciones mencionadas anteriormente. La actividad física es benéfica incluso cuando su práctica regular se inicia a edades tardías.

FUENTES:
Organización Mundial de la Salud (OPS)