Inicio



 

Hotel  Sochagota
Hotel Hacienda del Salitre

Bogotá D.C. 25 de noviembre de 2014

ISSN 2145-7999

La mortalidad infantil por causas evitables se redujo en Bogotá

La mortalidad infantil por causas evitables se redujo en Bogotá

 

Bogotá, Colombia, 14 de agosto

Por KATERINE JAIMES PEÑA

En nuestro país, la tasa de mortalidad infantil por causas evitables está en 19.51 muertes por cada mil nacidos vivos. Para el caso de los varones la tasa es de 23.18 muertes y la de niñas es de 15.7 por cada mil.

Para el año 2007 Colombia fue considerado por las Naciones Unidas como el tercer país de Latinoamérica  más inequitativo, pues presentaba la triste cifra de 21 mil muertes de niños y niñas menores de un año por causas evitables anualmente.

Sin embargo, en Bogotá la situación, aunque dramática, se vislumbra esperanzadora. La tasa este año se redujo de13.8 por cada mil a 13.2.  La meta ahora es reducirla a 9.9 por cada mil niños menores de un año.  

Las principales causas de estas muertes son la neumonía, que pasó de una tasa de 14.1 a 13 casos por cada cien mil menores de cinco años y la Enfermedad diarreica aguda, que pasó de 2.5 casos por cada cien mil a uno. 

“Esta reducción tiene sus principales causas en la inclusión de la vacuna contra el rotavirus, que se aplica de forma gratuita desde el año 2008 y que previene la enfermedad diarreica aguda. De igual forma ha sido importante la aplicación de la vacuna del neumococo. Tenemos dispuestos diariamente más de 370 puestos de salud, en los que los padres pueden inmunizar de manera gratuita a sus hijos”, señaló el Secretario Distrital de Salud, Héctor Zambrano.  

Además, dijo el funcionario que se han hecho importantes inversiones en el mejoramiento de la infraestructura de los hospitales que pertenecen a la red pública local y en la construcción de nuevos Centro de Atención Materno Infantil (Cami). “También se han implementado importante programas como Salud a su casa, en cumplimiento del Plan de Desarrollo de Bogotá Positiva, en la que la salud es un derecho”.

Según las estadísticas que maneja la Secretaría Distrital de  Salud, hace diez años la mortalidad infantil en menores de un año era de 17. 4 por cada mil nacidos vivos. 

Zambrano agregó que también se logró una disminución de la tasa de desnutrición infantil, que pasó de 4.2 a 3.2 por cada cien mil niños y niñas entre los años 2007 y 2008. Además, la mortalidad materna se redujo de 45.9 a 36.7 casos por cada cien mil nacidos.

La doctora Nadia Arana, señala que los índices de mortalidad infantil nos dan un claro panorama de la capacidad del sistema para facilitar y garantizar el acceso y el tratamiento oportuno de las madres y sus hijos.

“Nos permite analizar cuál es la calidad y acceso a los servicios de salud por parte de las madres gestantes y del bebé en los primeros años de vida, así como a los alimentos adecuados. De igual forma, tiene una gran relación con la información y educación que se le suministre a la madre sobre el cuidado de su hijo”.

Aclaró también que cuando se habla de la tasa de mortalidad infantil se está haciendo referencia principalmente a las muertes que se registran durante el primer año de vida de la población y el riesgo que se tiene de que esto ocurra.

Para el grupo poblacional de uno a cuatro años de edad, las principales causas de la mortalidad infantil o las más predominantes son las infecciones respiratorias agudas, la enfermedad diarreica aguda, la desnutrición y otras accidentales.   

“La mayoría de estas muertes están asociadas al bajo peso de los pequeños al nacer y también existen casos minoritarios de malformación congénita y de infecciones intestinales. Además de las tasas de mortalidad infantil, también es importante tomar en consideración los fallecimientos de los recién nacidos o a aquellos bebés que mueren durante la gestación o el parto”.

Finalmente, dijo Arana que, si bien es positivo que se reduzcan las tasas de mortalidad infantil, es absurdo que aún se presenten, pues la mayoría de sus causas son prevenibles y evitables. “Las maternas tienen a su alcance programas de atención e información y ellas y sus hijos son prioritarios actualmente en el sistema de salud”.